MENU

Ciertamente es un regalo para el fotógrafo el encontrarse con unos escenarios únicos y un protocolo exquisito, pues así fue esta boda de principio a fin, con una sobria y emotiva elegancia, la cual acabó contagiando a todos los presentes, todo un privilegio la confianza depositada por Lucrecia y César, muchas gracias amigos. Una especial mención a La Masía la Nova Alcudia un mágico escenario donde se captaron las imágenes en los preparativos de César, cada habitáculo de esta masía era como una sorpresa, también a La Finca Torrefiel donde se celebró el banquete, un lugar extraordinario y al que me gustaría volver en otra ocasión, el trato y la atención recibidos fueron de una profesionalidad excepcional.

Tomás Badía

Comments
Add Your Comment

CERRAR