MENU

A finales de los años noventa estuve un tiempo, bastante largo, fotografiando con una nikon 801’s y un objetivo de 20mm marca la cabra cuya abertura máxima era f3.8, soliendo llevar la cámara colgada a todas horas la idea era disparar a la altura de la cintura y por estimación, evidentemente con un 20mm a f3.8 y con el foco a un metro aproximadamente es prácticamente imposible fallar, el foco es total, el control de la imagen ya ni te cuento, uno contempla la escena a poca distancia sin que nadie se percate de la intención que llevas en mente, llegas a sentir como se va acercando el instante decisivo… y entonces le das al click.

Tomás Badía

boda-gitana-01
«Boda gitana en el salon Forsany, Massanassa»

 

fotoperiodismo-tomas-badia
«En el bar de Porfi, Catarroja»

 

 

 

 

Comments

Pretty nice post. I just stumbled upon your weblog and wanted to say that I’ve truly enjoyed
browsing your blog posts. In any case I will be subscribing
to your feed and I hope you write again soon!

Tu comentario está pendiente de moderación.
Add Your Comment

CERRAR